Implicaciones ambientales del Covid-19 en el 19º Ciclo de Videoconferencias

El Ciclo de Videoconferencias interactivas 2020, un espacio virtual del INSP sobre investigación en salud pública para dar a conocer a los profesionales de la salud las acciones realizadas en la materia, el día de hoy transmitió vía Zoom con el tema “Implicaciones ambientales del Covid-19”.

Fueron el Dr. Horacio Riojas Rodríguez, Director de Salud Ambiental del Centro de Investigación en Salud Ambiental del INSP, y la Mtra. Karla Rangel Moreno, de la Dirección de Salud Poblacional del INSP, quienes condujeron la plática para hablar de los impactos ambientales de esta pandemia y sus perspectivas actuales.

De entrada, el Dr. Riojas relató los eventos que dieron lugar a la discusión sobre estos impactos ambientales registrados por el Covid-19, así la Comisión Ambiental de la Megalópolis –CAME- integró un grupo para analizar los efectos sinérgicos del Covid-19 con la contaminación del aire, analizando el uso del humo de leña y su relación con el virus, la revisión sistemática de la contaminación del aire, los efectos de la temperatura y la transmisión del virus por el- uso de aerosoles.

Este es el panorama que sirve para ubicar la discusión sobre el impacto del Covid-19 en el medio ambiente, sin embargo, la Mtra. Karla Rangel consideró oportuno presentar los antecedentes de esta pandemia cuando el 31 de diciembre de 2019 la oficina de la OMS en China recibió las primeras informaciones sobre una neumonía de causa desconocida detectada en Wuhan. Un mes después, el 30 de enero de 2020, el brote fue declarado emergencia de salud pública de importancia internacional y para el 11 de marzo la OMS ya estaba declarando la pandemia por Covid-19. Actualmente, los países de todo el mundo han adoptado medidas más rigurosas en un esfuerzo por controlar la propagación de la enfermedad.

Asimismo, la Mtra. Rangel señala que alrededor del 75% de todas las enfermedades infecciosas humanas nuevas y emergentes se transmiten entre especies de animales y alcanzan a los seres humanos. En este sentido, “los vínculos entre el medio ambiente, la biodiversidad y las enfermedades infecciosas emergentes son complejos”, abundó la Maestra.

Es importante destacar que el aumento de la densidad poblacional altera los hábitats naturales provocando que las especies que conviven en esos sitios tengan una estrecha relación con los humanos, lo cual hace más proclive la transmisión de enfermedades zoonóticas, indicó Karla Rangel.

En México, los impactos ambientales que el Covid-19 trajo consigo se hicieron evidentes en la calidad del aire; debido a las restricciones en movilidad y actividades industriales se vio una disminución del monóxido de carbono, por ejemplo, lo que se tradujo en menos muertes por enfermedades relacionadas con la contaminación.

Sin embargo, los contaminantes atmosféricos incrementan el riego de aparición y complicación de varios padecimientos, alterando de manera importantes la respuesta del sistema inmunológico y así pueden influir en la progresión del brote de Covid-19. Estudios epidemiológicos muestran la asociación entre el incremento de los contaminantes y los ingresos hospitalarios, destacó la Maestra Rangel.

Actualmente existe la controversia sobre la interacción en el aire entre las partículas suspendidas y el Covid-19; diversos autores señalan que la ruta aérea a través de aerosoles juegan un papel importante en la transmisión de este virus al ser altamente virulenta y es una ruta dominante para la propagación del Covid-19, sin embargo, esto ha desconcertado a varios investigadores incluida la OMS. Por lo que a partir de un taller que reunió a diversos especialistas de todo el mundo, se consideró importante que la evidencia disponible sea incorporada en las medidas de salud pública.
Por su parte, el Dr. Horacio Riojas abundo sobre esta controversia respecto a la posible trasmisión del virus a través de los aerosoles, haciendo referencia a la investigación realizada por el Dr. Mario Molina de la posible transmisión por la vía de aerosoles, que sirvió para que la OMS reforzara las medidas sobre el uso de mascarillas para la protección humana contra el virus. Esta hipótesis que va cobrando importancia en tanto se conoce más sobre las vías de transmisión.

Aludió a un muestreo que realizó en el metro de la CDMX para averiguar si en las partículas suspendidas adentro de los vagones sea posible que se encuentre el virus y averiguar si este virus puede ser realmente infeccioso. Este es un ejemplo de las investigaciones que se están haciendo en sitios que podrían convertirse en espacios de transmisión de la enfermedad.

Los estudios epidemiologicos parecen soportar la tesis de que las partículas más pequeñas pueden actuar como vectores y facilitar la transmisión, es decir, la interacción del aire y el Covid-19. Así, el Dr. Riojas hizo una recopilación sobre diversos estudios relacionados con la morbilidad y la mortalidad por particulas y Covid-19.

“Hicimos entonces un análisis en 10 ciudades de México donde cruzamos las concentraciones anuales de contaminantes con las tasas de mortalidad por Covid-19, encontrando que las partículas parecen incrementar las muertes” explicó.

Asimismo, refirió que personal del INSP hizo un estudio sobre qué tanto la temperatura influye en la transmisión de virus; parece ser que las temperaturas más bajas ayudan a que el virus sobreviva más tiempo.

Un estudio igualmente beneficioso fue el realizado en comunidades rurales que ocupan leña y otros combustibles sólidos para cocinar, el cual fue realizado en conjunto con la UNAM y el INER. Recordemos que la contaminación del aire es un problema de salud pública en México. Los resultados arrojan que la exposición al humo de leña es un factor más de vulnerabilidad a Covid-19 en las comunidades más pobres.

“Estamos preocupados ahora por la temporada invernal donde se cruzan diversos factores de riesgo”, indicó el Dr. Riojas y agregó “a concentraciones de partículas por el fenómeno de inversión térmica, se le añade la transmisión por influenza con una tendencia creciente por Covid-19 que parece no disminuirá en el invierno, cruzado con las bajas temperaturas en la viabilidad del virus, de ahí que se necesitan incrementar las medidas de protección”.

¿Qué se espera para el futuro? El tema de la bioética no está restringido solo al trato con los pacientes, sino también al medio ambiente.

“El Covid-19 tiene implicaciones ambientales en su origen, pues se dio a partir de la degradación ambiental y la forma inadecuada en que nos relacionamos con la fauna y alteramos sus hábitats, deteriorando los ecosistemas, pero también impacta en las soluciones que ofrece porque nos hace pensar en nuevas formas de producir, nuevas formas de relacionarnos con la naturaleza y nuevas formas de consumir”, concluyó el Dr. Horacio Riojas.

Y así fue como concluyó este webinar del Ciclo de Videoconferencias en su décimo novena edición, el cual reunió a 546 participantes que mostraron gran interés ante este tema tan actual y de gran importancia por su impacto en la vida humana.

Te compartimos este link https://youtu.be/8QYIXzUYh8M donde podrás escuchar de viva voz de los expertos estas implicaciones ambientales por el Covid-19.