InicioNoticiasGeneralIntercambio INSP - Universidad de Maastricht
1 1 1 1 1 1 1 1 1 1

Intercambio INSP - Universidad de Maastricht

160607 nIntercambioMaastricht1La Secretaría Académica del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), a través del Departamento de Intercambio Académico (DIA), informa sobre la estancia académica que la alumna Andreea Corina Badache, estudiante del programa del Master en Ciencias en Salud, Innovación y Gestión, de la Facultad de Salud, Medicina y Ciencias de la Vida de la Universidad de Maastricht, de Holanda; realiza en el INSP desde el pasado 1 de Abril en el Centro de Investigación en Salud Poblacional (CISP).

"En el INSP, Andreea se insertó en los trabajos que se desarrollan en el proyecto: "Global Health Diplomacy: An explanatory multi-case study of the integration of health into foreign policy", bajo la supervisión de la Dra. Nelly Salgado de Snyder y del Mtro. Germán Guerra del mismo centro de Investigación. De nacionalidad rumana y con un Master en Ciencias de la Rehabilitación realizado en Bélgica como antecedente profesional, Andrea accedió a compartir su experiencia personal y profesional con el DIA.

Andreea ¿cómo supiste del Instituto Nacional de Salud Pública y por qué venir aquí?

"Porque quise venir a México. Busqué por google información sobre el Ministerio de Salud mexicano y ahí encontré al Instituto Nacional De Salud Pública (INSP). De inmediato me comuniqué con la Dra. Lorena Castillo el día 1 y 8 de diciembre*, perdón pero no sé los números en español; y ella me dijo que debía contactar a Carlos Linares del Departamento de Intercambio Académico, y entonces lo llamé. Ahí me explicaron que debía visitar el sitio web del INSP para saber cuáles eran los proyectos donde podría venir. Entonces encontré un proyecto que me gustó mucho con la Dra. Nelly salgado y ya. La llamé y me aceptó".

(*se refiere al día 18 de ese mes)

¿En qué consiste el proyecto de la Dra. Nelly y cuál es la actividad que realizas ahí?

"Es un proyecto en salud global dentro de Brasil, Chile y México. Sin embargo yo no voy a trabajar en eso exactamente sino que es un brazo del proyecto. Yo voy a trabajar en diplomacia. Me explico: debo revisar las inversiones financieras de la Unión Europea en México, específicamente en la salud de México, ¿qué pasa con ese dinero que viene de la Unión Europea? ¿A dónde va? ¿Qué impacto tiene en el sistema de salud mexicano? En eso es en lo que voy a trabajar. Es en diplomacia porque vamos a ver cómo son los tratados de cooperación y desarrollo". Andreea ¿qué te ha parecido el INSP? "Me parece muy bien. Me sorprendió porque me parece que el nivel académico es muy alto, trabajan al mismo nivel que en Europa. Eso me gustó mucho y también le dije a mi profesora de Maastricht que me gusta mucho como va todo aquí. Tengo mucho apoyo, me ayudan con todo. Si no entiendo algo les pregunto y me ayudan todo el tiempo. Me parece que tengo más apoyo aquí que en Europa, que en Holanda".

Andreea, ¿cuál fue el proceso que seguiste en Holanda para solicitar una beca?

"Esa te lo dan automáticamente, en cuanto saben que vas al extranjero, te dan automáticamente el apoyo financiero".

¿Es otorgada por el gobierno o la universidad?

"Por la Universidad de Maastricht pero a través del programa Erasmus Mundus. Solamente firmamos un acuerdo y al final de mi estancia se me regresará el dinero que gasté. Para ello debo hacer un reporte para decir cómo fue todo y ya me dan el dinero".

¿Qué te ha parecido México?

"Toda la gente me decía: "Ah ¿te vas a México? Debes tener cuidado...Pasan muchas cosas malas allá...Tal vez te pasa algo". Nunca me dio miedo. Hasta ahora no tuve ningún problema con nadie, toda la gente se comporta muy, muy bien. Son muy amables, muy abiertos. Siempre te quieren ayudar con todo, te dan lo que sea sólo para que te sientas bien. La comida es la mejor del mundo y la gente también porque son muy latinos. Claro que no salgo en la noche para no tener problemas porque si sé que pasan cosas —en la noche especialmente— y si salgo, salgo con un grupo grande de amigos. Entonces, para mí fue una experiencia muy buena. ¡Quiero quedarme más pero ya no puedo! ¡México ha sido mi sueño desde que era pequeña! ¿Por qué era tu sueño venir a México? "Pues porque aprendí español viendo telenovelas mexicanas, las de Thalía, "María la del barrio", las de RBD y pues por eso quise conocer la cultura de este país".

¿Pasaban muchas telenovelas mexicanas en Rumania?

"Sí, cuando yo fui pequeña sí. Así aprendí español. Tenía 3 años cuando yo aprendí a hablar español viendo telenovelas en compañía de mi abuela".

En tu curriculum pude observar que hablas cinco idiomas: rumano, inglés, francés, alemán y español ¿Cómo aprendiste a pulir tu español?

"Las telenovelas eran subtituladas y aunque yo no sabía leer, pues tenía apenas 3 años, mi abuela leía y traducía para mí. Así aprendí. Cada día como 4 horas por día durante muchos años, así hasta que tuve 12, 13 años y ya después tuve internet en la casa y empecé a entrar al Messenger por internet para aprender a escribir. Conocí muchas chicas, chicos de México y de Venezuela, y así aprendí a escribir. En ese chat conocí a una chica que estudió aquí en la UNAM de Cuernavaca y después de hablar 14 años por internet, finalmente nos encontramos aquí hace unos días. Y en mi licenciatura en Rumania, recibíamos muchos alumnos de España en mi Universidad, que a partir del programa Erasmus Mundus hacían estancia ahí, y yo practicaba mi español con ellos, aunque no es sino hasta ahora que hablo todo el tiempo en español".

¿Por qué te llamaban la atención las telenovelas mexicanas?

"Ahí todo está bien. Todo muy bien. Toda la gente se enamora y al final son felices. Aquí en México parece que la gente todo el tiempo está feliz. Cuando yo era pequeña había muchas telenovelas mexicanas en la televisión y es por eso que todas las chicas de mi generación hablan español en Rumania. Sólo por las telenovelas. Mis amigas me envidian ahora porque estoy aquí y vi la cultura mexicana. Ahora quieren venir también algún día. En Rumanía tenemos una opinión muy buena sobre México. Rumania está cerca de Rusia pero parece que es más latina entonces nos encontramos en la cultura con México. Somos mucho más parecidos con los latinos, mexicanos o parte de América Latina que con la gente de la parte este de Europa".

¿Qué es lo que más te ha gustado de México?

"Pues la gente. La gente, la comida, la comida es la mejor del mundo. Y como ya dije: la gente. Son muy, muy abiertos. Eso no pasa en Europa. Eso no lo vas a ver allá. La gente es muy distante. No quieren hablar mucho. Aquí todo mundo quiere hablar contigo".

Andreea, ¿por qué venir a México?

"Pues para conocerlo, para juzgar, porque mucha gente juzga algo que no ha visto nunca. Juzgan que México está mal, que pasa no sé qué, pero deben venir y vivirlo. Por supuesto que algo podría pasarte, tal vez sí, no digo que no pueda pasar pero a mí no me ha pasado nada y aquí en el instituto no tuve ningún problema con nadie. Tampoco por la calle donde vivo. Toda la gente está hablando contigo. Están muy interesados en conocerte. Si tienes cuidado no creo que te pase nada. Nos advirtieron desde un principio que no debíamos ir en la calle solos en la noche y entonces todo ha estado bien".

¿Y por qué venir al INSP?

"La verdad al principio no lo conocía del todo. Sólo busqué Ministerio de Salud de México y poco después encontré al INSP. Vi los proyectos que había aquí y aunque al principio no sabía con precisión el trabajo que iba a realizar sí sabía que era en un proyecto sobre diplomacia y aunque no tenía experiencia en esa área —tengo más experiencia en la parte de enfermedades transmisibles— me dije: "voy a intentarlo, a ver qué puedo aprender". Contacté a las personas indicadas y me gusta mucho estar aquí".

Esa concepción virtual que tenías del INSP y de sus investigadores ¿qué tanto se ha modificado ahora?

"Es mejor que lo que pensaba. Pensaba: "Ok, son doctores" y sé que aquí en México el título cuenta mucho —más que en Europa— pero me sorprendieron que fueron muy abiertos, te reciben con besos cuando llegas a la oficina. Te besa toda la gente. Cuando tienes una cita llegan con comida, te besan de nuevo y entonces dices: ¡Ay no, eso no pasa en Europa! ¡Esto me lo voy a llevar para allá! "Con la Dra. Nelly Salgado, quien es mi tutora en el INSP, ha estado todo muy bien, también con Germán. Es súper amable, me ayuda en todo, hablo con él todo el tiempo. Es súper. Le digo: 'Oye, podemos tener una cita' y siempre tiene disponibilidad –"Sí ven, entra—me dice. En Holanda, por ejemplo, debes tener una cita para poder ver a un profesor y debe ser con una semana de anticipación para tener una asesoría de 20 minutos y cuando acaba debes salir de inmediato. No puedes tener una cita de dos, tres, cuatro 4 horas. Llegas, hablas del problema, se resuelve y ya".

Desde tu perspectiva como estudiante de Global Health y ahora un poco empapada de la salud pública, ¿cuál es el mayor reto que en materia de salud pública, tenemos en México?

"Pues yo creo que no solo aquí en México sino en el mundo, es esa parte de investigación y la parte de la práctica. Yo creo que no está balanceada. Se hace mucha de investigación y no se pone en práctica. Creo que es un reto el ver cómo poder integrar las dos partes: la de investigación y la parte práctica. Cómo lo que se hace en investigación se pone en práctica".

Y de lo que observas en la calle ¿cuál es el problema que podrías decir que sólo ves en México?

"Pues la pobreza. Eso creo que no vas a verlo en Europa. La gente de 65 años o más están trabajando en la calle, auxiliando a los automovilistas para estacionarse. Les das 10 pesos y ellos son muy felices con ello. Eso no lo hacen en Europa. La gente cuando es mayor se va de vacaciones, se compran casas en otro país, tienen apoyo social, tienen cobertura social que muchos aquí no tienen. Ayer hablé con un chico donde compro crepas —me gustan mucho—este es su negocio propio y me dijo que no tiene seguridad social. Yo le dije: ¡cómo que no tienes seguro! y me respondió que no puede tenerlo si trabaja como empleado propio. Entonces me pareció que eso no es muy solidario porque en Europa por ejemplo no importa lo que hagas, toda la gente paga su seguridad social y tienen acceso al sistema de salud. Aquí debes pagar todo de tu propio bolso y no me parece muy solidario porque una gente tiene más y otra menos. Entonces los que tienen más deberían pagar más para que la gente que no tiene pueda tener acceso. El sistema sería mucho mejor y la gente sería mucho más solidaria. A veces me parece muy discrepante porque aquí la gente se ayuda. Y eso se me parece muy raro porque en Europa eso sí pasa con todo y que la gente es muy fría".

¿Cuáles son los aspectos positivos que destacas de nuestro país?

"La comida..jajaja...Tienen excelentes recursos naturales, he visto frutas y comida que no vi nunca en mi vida, ni sabía que existen. La comida es muy buena. A mí no me parece que es grasosa es muy saludable pero al mismo tiempo la gente tiene mucha obesidad. Es uno de los países con más obesidad pero pienso que eso es por los jugos y por esas cosas que comen extra. La gente tiene acceso a todo porque la comida está muy barata y está muy buena. La otra cuestión es que la gente es muy abierta y muy amable pero no sé si sea porque soy extranjera, si fueran así entre mexicanos no tendrían tantos problemas, creo que se podrían alcanzar más metas, ser más solidarios uno con otro. De México no tengo nada que criticar, quiero decir que quiero venir de nuevo tal vez en un año. Si empiezo el doctorado el año que viene, después de la estancia que estoy haciendo aquí, pues quiero venir de nuevo a trabajar algo relacionado con Latinoamérica especialmente con México. Mi tesis es sobre México porque quiero que ellos se interesen en este país".

¿Cuáles son tus planes al regresar a Holanda?

"No. De aquí me voy a Washington 5 meses, a la Organización Panamericana de la Salud. Voy a trabajar allá en el Departamento de Enfermedades No Transmisibles y tal vez voy a hacer una estadía de cinco meses en la Comisión Europea. Y pues en un año quisiera hacer el doctorado en el programa que tiene Ámsterdam. Si todo me sale como quiero lo empezaría en septiembre del próximo año y quiero venir a trabajar aquí".

¿En el mediano o largo plazo consideras regresar a tu país, a Rumania?

"No creo. Rumania tiene mucha corrupción, se parece mucho a México en esa parte pero desde el punto de vista de oportunidades en educación, en México lo que me parece muy, muy bueno es que los estudiantes se van al extranjero a estudiar, se van a hacer estancias, se van a hacer Maestrías, Doctorados, etc. En Rumania eso no pasa. No te dan dinero. No te ayudan. No te apoyan. Si estudiaste en el extranjero no quieren tus propuestas. Te dicen: "Ah tú vienes del extranjero y quieres venir ahora a cambiar el sistema". Fue un país comunista entonces la mentalidad sigue un poco. Y creces en ese ambiente. Son también muy controladores de la religión. Todo lo que dice la iglesia, así se debe hacer y eso no pasa en los países del Oeste. Sí me gustaría ayudar a Rumania porque son muchos los retos en los que se puede ayudar. En materia de salud, el sistema es mucho mejor aquí. Por ejemplo allá también tenemos un Instituto de Salud Pública pero allá no se hace nada, no se hace investigación, no sé qué hacen. Me gustaría tener mi Doctorado para poder hacer algo por Rumania pero desde el extranjero, desde adentro difícilmente me podrán escuchar".

¿Algo más que quisieras agregar?

"Muchas gracias a todos por su ayuda, a ti Carlos por tu ayuda antes de venir y ahora también. Siempre que necesité algo ahí estabas. Gracias a todos los que hicieron posible esta estancia, a la Dra. Nelly Salgado, a Germán. A todos." La estancia de la también ex seleccionada nacional del equipo rumano de judo, terminará el 31 de Julio. ¡Felicidades Andreea y buen viaje a Washington y a Holanda!

160607 nIntercambioMaastricht2160607 nIntercambioMaastricht3 160607 nIntercambioMaastricht5 
    
conacyt asph  ceph ianphi troped
Instituto Nacional de Salud Pública • Algunos Derechos Reservados © 2019 • Políticas de Privacidad
Comentarios sobre este Sitio de InternetComentarios sobre este Sitio de Internet | Subdirección de Sistemas de Información